¡Ya puedes suscribirte y recibir un 20% de descuento cada semana!

5 tips para tu desayuno ideal antes de entrenar

El desayuno es la comida más importante del día, o al menos eso nos han recordado una y otra vez nuestras madres. Poco a poco esta idea se va desmitificando por parte de los nutricionistas: todas las comidas son igual de importantes. No obstante, nadie puede discutir que es la primera del día y la que nos permite empezarlo con más energía, vitalidad y fuerza. 

Lo que sí podemos decir sin titubeos es que el desayuno es de suma importancia especialmente para las personas que realizan ejercicio por las mañanas. Es cierto que existe una concepción errónea sobre que lo más acertado es hacerlo en ayunas o después de solo un pequeño tentempié. Sin embargo, a continuación, detallamos algunos consejos sobre el desayuno perfecto antes de salir a entrenar


TIP 1: Dos horas antes


Una de las cosas que debemos evitar es comenzar a entrenar inmediatamente después de un desayuno copioso... porque será contraproducente. Lo ideal es desayunar dos horas antes de hacer ejercicio para permitir que el cuerpo absorba la mayor cantidad de nutrientes y favorecer así la digestión. 


TIP 2: Hidratos de carbono, proteínas y grasas saludables


Los hidratos de carbono son los mejores aliados para un entrenamiento exigente. El pan, los cereales o el plátano son alimentos que podemos incluir fácilmente en nuestro desayuno. También es conveniente no olvidarse de proteínas y grasas saludables, que favorecen el aumento y la conservación de la masa muscular. El pollo, los huevos, los yogures, el aguacate, el atún o los frutos secos te aportarán las grasas saludables que necesitas 


TIP 3: Desayuno antifatiga y anticalambres


El potasio y el magnesio nos ayudan a rendir mejor, reduciendo la fatiga y previniendo los calambres que podemos experimentar tras sesiones de entrenamiento intenso. Los dátiles, el pomelo, las nueces, los anacardos o el germen de trigo son algunos de los alimentos que te vendrán genial. 


TIP 4: Batidos de frutas y verduras


Son perfectos para hidratarnos. Además, admiten una cantidad enorme de alimentos: fresa, espinacas, naranja, col, pepino, piña… Lo ideal es que busques las diferentes combinaciones de verdura y fruta que más te gusten.


TIP 5: Semillas en batidos, zumos y cereales


Las semillas son ingredientes naturales que nos permiten obtener gran cantidad de nutrientes. Por ejemplo, las semillas de lino contienen ácidos grasos omega 3; la quinoa, un alto nivel proteínas y fibras; y las semillas de chía, son ricas en potasio y hierro. En tus batidos, zumos o cereales, las semillas pueden darle el perfecto toque. 

Ahora que ya tienes un par de consejos sobre tu primera comida del día, no te olvides de las demás. Si no tienes tiempo de cocinar o de organizarte una dieta, haz tu pedido a FitDietBox, recibirás un menú semanal adaptado a tu objetivo deportivo.