¿Cómo cuidar tu alimentación para cuidar tu colesterol?

Oct 01 , 2020

FitDietBox Tech Meals

¿Cómo cuidar tu alimentación para cuidar tu colesterol?

 

El cuerpo necesita contar con una pequeña cantidad de colesterol para funcionar correctamente. Ahora bien, si posee demasiada puede pegarse en las paredes de las arterias, lo que termina por estrecharlas y obstruirlas; una situación que puede aumentar el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas o del corazón.

Para evitar un exceso de colesterol en sangre debes optar por una dieta variada y equilibrada. Actualmente existen empresas que ofrecen menús o planes de alimentación en los que se controlan todos los aportes nutricionales que contienen e incluyen etiquetas nutricionales con los niveles de grasa, colesterol, sodio, fibra y grasa saturada.


¿Qué es el colesterol y cómo influye en tu vida?


El colesterol viaja por nuestro organismo a través de las lipoproteínas, unos complejos o proteínas que se encargan de transportarlo por la sangre. Un nivel elevado de colesterol malo o de baja densidad, cuyas siglas son LDL, puede acarrear serios problemas cuando se acumula en las arterias. En cuanto al colesterol bueno o de alta densidad (HDL), recorre diferentes zonas del cuerpo hasta llegar al hígado, lugar en el que se elimina.

Por suerte, a través de la dieta y el deporte moderado es posible adoptar algunas medidas para que el colesterol malo baje y el colesterol bueno suba. De esa manera, cuando los niveles de colesterol están equilibrados y alcanzan un valor normal, es posible reducir las posibilidades de padecer enfermedades coronarias.

Las personas que tienen el colesterol alto deben cambiar su estilo de vida, adoptando nuevos hábitos como una alimentación saludable y una actividad física regular. En algunos casos debe ir acompañado de la ingesta de ciertos medicamentos y de control de peso hasta conseguir resultados favorables.

Así puedes cuidar tu alimentación para reducir tu colesterol

El corazón necesita seguir un sistema de alimentación adecuado para acabar con el colesterol malo. La dieta además debe ir acompañada de la práctica de ejercicio diario para adquirir resultados efectivos. Los cambios alimenticios mejorarán tu calidad de vida, aunque para ponerlos en práctica es preciso que sigas una serie de recomendaciones:

  • Siempre es mejor optar por grasas saludables. Aproximadamente un 25% del total de calorías consumidas deben ser grasas, aunque las grasas saturadas deberán limitarse tanto como sea posible. Dependiendo de cada caso y de la cantidad de calorías consumidas, es preciso marcar una cantidad máxima de grasa al día. Lo ideal es buscar la recomendación de expertos nutricionistas. La grasa saturada es muy dañina y aumenta el nivel de colesterol malo. Se encuentra en el chocolate, en alimentos fritos, productos procesados y horneados, y en algunas carnes. En cuanto a las grasas trans, disminuyen el nivel de colesterol bueno, al mismo tiempo que pueden aumentar el malo. Se encuentra en las patatas fritas, las galletas saladas o la mantequilla en barra. Lo más acertado es acabar con ellas y buscar otras alternativas en pro de llevar una alimentación saludable: nueces, carnes magras o aceites insaturados como el de oliva.
  • Limitar el consumo de alimentos con colesterol, es decir, limitar el consumo de alimentos de origen animal como yemas de huevo, vísceras o productos lácteos elaborados con leche entera.
  • Consumir alimentos ricos en fibra soluble para que el sistema digestivo absorba el colesterol malo: legumbres como lentejas o habas, frutas como naranjas o manzanas y cereales como avena.
  • Comer pescado, fuente en ácidos grasos omega-3, como salmón, atún o caballa. La idea es subir el nivel de colesterol bueno y proteger al corazón de posibles ataques cardíacos.
  • Consumir frutas y verduras en abundancia. Una dieta sana y equilibrada dotada de estos alimentos ayudará a reducir el colesterol.
  • Limitar el consumo de sal. Esto no reducirá en sí el colesterol, pero ayudará a controlar la presión arterial para disminuir el riesgo de enfermedades cardíacas.
  • Limitar el consumo de alcohol para evitar tener sobrepeso, ya que éste elevaría el nivel de colesterol malo, disminuyendo la cantidad del colesterol bueno.

También te puede interesar saber si llevas un estilo de vida sedentario.


Para poder controlar mejor tu dieta y no consumir más grasas nocivas de la cuenta, es recomendable contar con la ayuda de un plan de alimentación y si está especialmente diseñado por un experto nutricionista mejor. Fit Diet box te ofrece una alimentación fit, sana, equilibrada y saludable que puedes recibir directamente en tu domicilio o en tu lugar de trabajo, con ella además de comer correctamente te olvidas de comprar, cocinar y controlar que las grasas que consumes sean las beneficiosas para tu salud. Si estás interesado entra en https://www.fitdietbox.com/ y descubre la manera más fácil y cómoda de seguir una dieta saludable todos los días.