Cómo preparar una merienda saludable

Nov 25 , 2020

FitDietBox Tech Meals

Cómo preparar una merienda saludable

El momento de la merienda es, según una ley no escrita, el momento del día en el que nos permitimos salirnos un poco de la dieta. Es cuando más nos apetece probar un dulce, una pasta, untar crema de chocolate en el pan… ¡Peligro!


Si estás a dieta o buscas cuidar tu figura al máximo, no puedes caer en esta trampa, pero tampoco puedes saltarte una de las cinco comidas más importantes del día. Hay que buscar el equilibrio entre caer en la tentación y no comer nada. 


En este post te recomendamos meriendas súuuper apetecibles, sanas y saciables para que tu merienda siga siendo tan especial como cuando eras un niño. ¡Allá vamos! 


  • SANDWICH 

  • Hemos crecido a base de merendar cada día un bocata al salir de la escuela y puede ser un hábito difícil de quitar… y es que es la merienda más clásica y que más consistencia tiene. 


    Los sandwiches en sí a la hora de merendar no son malos para tu dieta, pero tienes que dejar atrás el embutido, la crema de chocolate, el atún, etc.


    Una de las opciones que más nos gustan son las tostadas acompañadas de alimentos naturales y que no se interpondrán entre tu dieta y tú. Un ejemplo serían las tostadas con tomate cherry y mozzarella: muy fáciles y rápidas de hacer, así como saludables; otro ejemplo serían las tostadas con aguacate y queso: también fáciles de preparar y riquísimas. ¡Experimenta todo lo que quieras con ingredientes saludables! 


  • SMOOTHIE 

  • La manera más fácil de consumir frutas y verduras es con un smoothie. Aunque posiblemente tardes más en preparar esta merienda que otras, el resultado es delicioso. Además, son perfectos para acompañar el desayuno o como snack de media mañana y en ellos puedes utilizar aquella fruta que tiene peor aspecto pero que todavía puedes consumir. 


    ¡Atento a la preparación de un Smoothie! Escoge la fruta o la verdura que más te guste, córtala en trozos pequeños y mételos en la batidora. Si quieres, puedes añadirle hielo para hacer tu smoothie mucho más refrescante, pero no es obligatorio. Añádele también leche de almendras, de coco, de arroz o de avena para darle más consistencia y gusto. Por último, bate los ingredientes hasta tener una masa cremosa.  



  • YOGUR CON AVENA

  • El yogur es todo un clásico para las meriendas, pero lo puedes acompañar con infinidad de alimentos complementarios. ¡La avena es un alimento estrella estos últimos años! Le da al yogur el último toque y un poco más de consistencia para saciarte del todo. ¡Pruébalo! Recuerda que el yogur debe ser natural y sin azúcar. 


    También te puede interesar este post sobre los superalimentos que ayudan a la salud en general.  


    Otra opción es el yogur con trozos de fruta natural por encima, que le dará más gusto al yogur natural sin tener que ponerle azúcar. Puedes ponerle arándanos, plátano, fresas, melocotón...


  • FRUTOS SECOS

  • No hay alimento que sacie más que los frutos secos. Con solo un puñado, tendrás energía hasta la hora de cenar. Los frutos secos estrella son las nueces, las almendras, los anacardos y las avellanas.


    Para no ingerir demasiadas calorías, se recomienda comer sólo un puñado de frutos secos. 


  • MACEDONIA DE FRUTAS

  • Y, por último, la super opción, una que nos encanta: ¡la fruta! Todo ventajas: es natural, refresca, sacia y no tarda nada en prepararse. Fresas, melón, plátano… ¡A tu gusto! Eso sí, no caigas en la tentación en acompañarlo con sirope de chocolate o nata, si quieres ponerle un aderezo exprime una naranja y échale el zumo a tu macedonia. 


    ¿Te han gustado nuestras ideas para preparar una merienda deliciosa y saludable? Compleméntalas con los menús de FitDietBox, sin perder tiempo en pensar qué comprar o cocinar. ¡Échales un vistazo en nuestra web!


    Esperamos que este post te haya gustado y que te sea útil para salir de tu rutina y seguir variando de forma equilibrada tus meriendas. ¡Déjanos tus ideas en los comentarios, nos encantará leerlas!