Equilibrio entre deporte y salud para conseguir un cambio total de tu físico

Apr 30 , 2020

FitDietBox Tech Meals

Equilibrio entre deporte y salud para conseguir un cambio total de tu físico

Una actividad deportiva regular y controlada contribuye a la obtención de una condición física ideal, al mismo tiempo que proporciona un gran equilibrio mental. La práctica deportiva implantada como parte de una rutina fitness conlleva una notable mejoría muscular a cualquier edad. Además, incluir un cambio en nuestro estilo de vida que ponga fin al sedentarismo reducirá significativamente los riesgos de contraer enfermedades neurovasculares o coronarias.  

Los beneficios físicos y psicológicos del deporte

El deporte es fiel aliado de la salud mental, siendo de gran ayuda en la prevención de desequilibrios psicológicos. Y es que no solo aporta mayor independencia y refuerza nuestra autoestima y autoconfianza, sino que potencia el funcionamiento intelectual y concede mayor estabilidad emocional


Una rutina ejercicios es pieza clave a la hora de tratar diferentes patologías, ya sea depresión, ansiedad o trastornos del sueño. Asimismo, dado que activa nuestro sistema inmunológico, es capaz de prevenir patologías físicas, mientras ejerce una influencia directa muy positiva en nuestra memoria y concentración. 

El fitness aumenta la fuerza muscular y mejora la habilidad motora y la capacidad cardiorespiratoria. Cuando dicha actividad se prolonga con el tiempo, es indudable que mejoramos nuestra condición física hasta obtener un resultado increíble. Ahora bien, hay que tener en cuenta algo muy importante, transformar nuestros hábitos de vida por otros más saludables no consiste en una carrera sino en un aprendizaje constante y duradero



También te puede interesar nuestro post sobre alimentación para antes y después de tu rutina de ejercicios: https://www.fitdietbox.com/blogs/salud-y-fitness/rutina-fitness-alimentacion-para-antes-y-despues-de-entrenar

Los riesgos de la actividad deportiva

Una rutina fitness es ciertamente aconsejable, aunque no está exenta de riesgos. La mala realización de los ejercicios puede provocar lesiones físicas o convertirse en una obsesión o patología denominada vigorexia u obsesión por conseguir un cuerpo fibroso. 

Disfrutar de las ventajas físicas y psicológicas asociadas al deporte debería ser tu principal objetivo. Para hacerlo adecuadamente, lo ideal es empezar por hacerte un reconocimiento médico, así como una valoración funcional para adaptar la actividad a tu edad, peso y situación. De otro modo, podemos generar lesiones que pueden repercutir en nuestro estado de ánimo.  

Recomendaciones de la OMS sobre la actividad física para la salud

La Organización Mundial de la Salud es consciente de la importancia que tiene el deporte para la salud. Es cierto que te verás físicamente y anímicamente mucho mejor si añades una rutina ejercicios a tu vida diaria

En su página web oficial, la OMS señala algunas recomendaciones específicas divididas entre diferentes grupos de edad: de 5 a 17 años, de 18 a 64 años y más de 65 años. De este modo, nos muestra una serie de consejos referentes al tipo de actividad y al tiempo a invertir para obtener el mayor beneficio posible para nuestra salud. 

Los jóvenes de 5 a 17 años deben emplear un mínimo de 60 minutos al día en actividades físicas de intensidad moderada o intensa. Con el fin de mejorar su capacidad ósea, muscular y cardiorrespiratoria, lo más aconsejable es que su actividad sea mayormente aeróbica. Incluso, durante un mínimo de tres veces por semana, es conveniente añadir actividades más vigorosas para fortalecer huesos y músculos.  

En los adultos de 18 a 64 años, la actividad física suele consistir en paseos, tareas domésticas, actividades de ocio o tareas que forman parte de su estilo de vida diario. Sea como sea, se recomienda una dedicación mínima de 150 minutos a la semana en la práctica de actividad aeróbica moderada o 75 minutos de actividad aeróbica vigorosa, o bien una combinación de las dos.  

En el caso de los mayores de 65 años, la actividad física recomendada suele estar en sintonía con el grupo anterior. Ahora bien, si su condición no les permite hacerlo, deberán mantenerse activos en la medida de lo posible. De hecho, las personas con movilidad reducida deben realizar actividades diarias al menos tres días a la semana para mejorar su equilibrio y evitar accidentes y caídas


La quema de calorías y la ganancia muscular forman parte del entrenamiento fitness. Sin embargo, para alcanzar el tono físico deseado y mejorar nuestra salud general debemos implantar una rutina acorde a nuestra edad y estado físico, así como aprender a comer y a descansar bien.