POSTRES PARA COMER EN EN TRABAJO

Nov 25 , 2020

FitDietBox Tech Meals

POSTRES PARA COMER EN EN TRABAJO

Cuando buscamos platos fáciles de preparar y conservar para comer en la oficina, pocas veces pensamos en lo que le acompaña: el postre. Este complemento final de tu comida es igual de importante que el plato principal ya que le dará el toque final y te saciará. 


¡Hay para todos los gustos! No pienses que por estar siguiendo un plan de dieta no puedes disfrutar de un postre al acabar de comer, porque sí es posible. Experimenta, alterna y prueba todas las opciones, hasta dar con los postres que más se acerquen a lo que necesitas o que más te gusten. 


También te puede interesar el post de ideas para que comer en el trabajo sea más llevadero. 


FRUTA


Para empezar hablaremos del alimento estrella para postres…. ¡la fruta! Como ya sabes, con la fruta podemos hacer de todo: smoothies, zumos naturales, macedonias, fruta deshidratada y, por supuesto, comernos una deliciosa pieza de fruta. 


La opción máaas fácil de todas es la pieza de fruta: natural, sin procesar y económica. Si quieres experimentar un poco más, la fruta deshidratada está ganando cada vez más fuerza entre los que quieren cuidar su alimentación pero no pueden dejar el dulce a un lado. Además, de que es súper fácil de transportar y de conservar, ya que no necesita nevera y pesa poco, está buenísima. Hay fruta deshidratada de mango, coco, manzana, piña… Puedes ir probando un poco de cada una hasta encontrar la que más le guste a tu paladar. 


El smoothie también es un postre que puedes llevarte al trabajo porque es muy fácil de transportar y conservar. Los smoothies, de todas las opciones de postres con fruta que presentamos en este post, es la opción más difícil de preparar… ¡pero vale la pena hacer ni que sea un día! Además, puedes ponerlo en la nevera al llegar al trabajo para que a la hora de comer te refresque mucho más. 


Si no tienes tanto tiempo como para prepararte un smoothie, el zumo de naranja natural será perfecto para ti. Dedica cinco minutos a exprimir el zumo de las naranjas, ponlo en una botella bonita y ¡listo! 


LÁCTEOS


Los lácteos, después de la fruta, es la opción healthy que más destaca para los postres. Hemos seleccionado algunas ideas de lácteos que se adaptan a las necesidades de un postre para comer en la oficina: fácil de hacer, de transportar y de conservar. 


El yogur natural es una opción económica y que sacia muchísimo. Si no sigues un plan de dieta estricto, te puedes dar el gusto de acompañarlo con miel, cereales, trocitos de fruta, o chocolate negro. Además, los yogures pueden ser de mil sabores diferentes. ¡Date ese gusto! Eso sí, debes tener una nevera en la oficina, sino esta opción no es para ti. 


Una variante del yogur es el yogur líquido, también fácil de transportar e incluso más rápido de comer que el yogur en su forma original. Su formato líquido recuerda a un zumo natural o a un smoothie pero con las propiedades de los lácteos. 


Y para acabar con los lácteos… ¡El arroz con leche! Aunque sí es verdad que tiene un proceso de elaboración previo, si eres fan del arroz con leche, no podrás evitar prepararlo al menos una vez a la semana. 


PARA LOS MÁS GOLOSOS


Si no sigues una dieta estricta te puedes permitir un postre que salga de lo más healthy… Por ejemplo, unas galletas (de chocolate, sabor a limón, a naranja…), un flan, algún trocito de chocolate negro, un brownie, etc. ¡Todos son deliciosos! Comerlos en pocas cantidades y de vez en cuando puede darte una alegría y mucha fuerza para seguir la jornada. 


¿Sabes ya qué postres te vas a preparar esta semana? En FitDietBox te ofrecemos  menús para que te olvides de la primera parte (el plato principal) y para que sólo tengas que centrarte en escoger el postre. Déjanos en comentarios qué postres te gustan más y, si nos hemos dejado alguno que sea tu favorito, háznoslo saber. Ya sabes… ¡Hay opciones para todos los gustos!