¿Qué puedo comer fuera de casa para no descuidar mi dieta?

Jun 26 , 2020

FitDietBox Tech Meals

¿Qué puedo comer fuera de casa para no descuidar mi dieta?

Ahora que se acerca el verano nos sentimos más tentados de comer fuera de casa, unas tapas en una terraza o un menú. También es cierto que dada su intensa actividad laboral, muchas personas deben comer fuera de casa todos los días en locales de restauración, comedores de empresa o en la mesa de su despacho. El problema surge cuando queremos realizar una dieta equilibrada y variada y no sabemos cómo hacerlo. Desde FitDietBox queremos mostrarte algunos consejos interesantes para que, ahora que salimos más a comer y cenar fuera, sigas cuidando tu dieta fuera de casa. ¿Cuál es el menú más apropiado en estos casos? ¿Cómo puedo evitar engordar si como en restaurantes a menudo?

Consejos prácticos para comer fuera de casa

En realidad, hacer dieta fuera de casa no resulta tan complicado. Comer todos los días un menú fuera de casa de forma variada y sin engordar es posible, aunque tienes que seguir unas pautas para que no te pases con la calorías sin renunciar a lo que te gusta.

  • Es importante empezar a comer sin tener demasiada hambre. Por esa razón, lo aconsejable es hacer cinco comidas al día. Basta con elegir un pequeño tentempié a media mañana y una merienda por la tarde que consista en un yogur con frutos secos, un par de piezas de fruta o una infusión acompañada de un pequeño bocadillo.
  • Limita tus visitas a restaurantes con autoservicio o buffet. La tentación puede ser demasiado alta cuando tienes tantos alimentos a la vista. Al final querrás probar de todo un poco y las calorías, sin querer, se dispararán.
  • Algo muy habitual que suele suceder al ir a un restaurante es pedir un refresco, una copa de vino o una jarra de cerveza con la comida. Sin embargo, es preferible que calmes la sed con agua y comprobar después si te apetece alguna otra bebida. También puedes optar por bebidas sin azúcar y sin alcohol.
  • No a los aperitivos. Muchos restaurantes ofrecen aperitivos a sus clientes mientras esperan a que llegue la comida. Sin embargo, lo ideal es pedir al camarero que se lo lleve de vuelta con la mayor educación posible.
  • Elige los primeros platos con pocas calorías y éstos deben ser menos grasos que los segundos para intentar mantener a raya nuestro colesterol y controlar el peso.
  • En cuanto a los segundos, escoge pescado o carnes magras como pavo, conejo, ternera, solomillo o pollo sin piel. Asegúrate de que están cocinados a la parrilla, asados o a la plancha, y escoge verduras o ensaladas de acompañamiento, aunque siempre son una tentación es mejor que no acompañes el segundo plato con patatas fritas.
  • Las salsas que vienen con los platos deben ser elaboradas con vegetales o tomate, en vez de leche o nata. En cuanto a los aliños para las ensalada por ejemplo, puedes utilizar vinagre y aceite de oliva con moderación.
  • Puedes comer pan, no es un alimento prohibitivo, pero deberías tomarlo en pocas cantidades.
  • En muchos restaurantes suelen poner mucha cantidad de comida, por eso no significa que te lo debas comer todo, como solamente lo que necesite tu cuerpo.

También te puede interesar “Batch Cooking: Prepárate en un día la comida de toda la semana”: https://www.fitdietbox.com/blogs/salud-y-fitness/batch-cooking-preparate-en-un-dia-la-comida-de-toda-la-semana

 

Según lo anterior, ¿cuál sería el menú ideal?

Esperamos que hayas tomado buena nota de las consejos anteriores. Cuando vayas a comer fuera de casa abre la carta y elige en función de tus apetencias y necesidades nutricionales pero dentro de lo que serían tus apetencias lo ideal es que optes de primero por unas verduras a la plancha, algún plato a base de moluscos cocidos tipo mejillones o un revuelto de champiñones o setas a la plancha.

De segundo puedes optar por un poco de carne a la plancha o a la piedra, o bien decantarte por una dorada al horno, una rodaja de salmón a la plancha o siguiendo la típica receta de pescado a la sal. En cuanto al postre, no hace falta que renuncies a él, basta con rechazar los más calóricos y apostar por una ligera infusión o un sorbete de limón que facilite tu digestión.

Lo más aconsejable en estos casos es crear tus propias combinaciones sin que en el menú falten hidratos de carbono tipo arroz, pasta o legumbres, así como las proteínas que nos encontramos en el pescado o la carne, y varias raciones dentro del grupo de hortalizas, frutas y verduras.

Si el que comas fuera de casa es algo habitual y no está relacionado con la llegada del buen tiempo, en FitDietBox realizamos menús para mantenimiento, pérdida de peso y aumento muscular personalizados desde 32€ a la semana. Además te los llevamos a casa o al trabajo, donde tú prefieras. Si estás interesado infórmate sobre nuestros planes aquí.