Vacaciones y aumento de peso, ¿cómo evitarlo?

Jul 03 , 2020

FitDietBox Tech Meals

Vacaciones y aumento de peso, ¿cómo evitarlo?

Todos necesitamos desconectar de nuestro día a día y tomar unos días de descanso. Sin embargo, engordar en vacaciones es algo habitual hasta el punto de poder aumentar de peso entre 2 y 4 kilos como mínimo.

Lo más probable es que te hayas preguntado en alguna ocasión cómo es posible aumentar de peso en tan poco tiempo. La respuesta es muy sencilla. En este periodo de descanso nos permitimos llevar una vida más sedentaria dedicada al descanso y al disfrute.


Consejos para no subir de peso en vacaciones

Normalmente, en las vacaciones descansamos, nos divertimos, reflexionamos y disfrutamos de la comida sin remordimientos. Sin embargo, no tienes que preocuparte porque puedes seguir haciendo todas estas cosas al mismo tiempo que mantienes tu línea. Lo único que tienes que hacer es proponerte hacer algunos pequeños cambios, tomando nota de estos prácticos consejos:

  • Comienza el día con un buen desayuno dotado de una pieza de fruta fresca, un lácteo (vaso de leche o yogur sin azúcar) y un poco de pan integral con queso magro o mermelada light.
  • Es preferible que no te saltes las comidas, aunque te levantes más tarde. Haz 4 o 5 comidas cada día y así evitarás el picoteo, que al fin y al cabo es lo que te hará engordar en vacaciones.
  • Que estés descansando no significa que no debas realizar actividad física cada día. Si estás en la playa, aprovecha tu tiempo libre para caminar a paso ligero por la arena, nadar en el mar, correr o practicar algún deporte como fútbol o voleibol. De esa forma no dejarás de mantenerte activo y quemarás la grasa que te sobra.
  • Es bueno almorzar o merendar, ya sea en la playa o en cualquier otro lugar al que vayas. Asegúrate de llevar contigo un yogur o un bol pequeño de fruta fresca cortada para no regresar a casa o ir a un restaurante con mucho apetito.
  • Intenta mantenerte bien hidratado a lo largo del día, y más aún si es verano. Toma 2 litros de agua o líquido al día, cómo zumos naturales e infusiones sin azúcar, te sentirás más saciado y no devorarás la comida.
  • Come sin remordimientos ni culpas. Siempre que desees comer algo sabroso, préstale la atención que se merece y disfrútalo de verdad, poniendo todos tus sentidos. Esta es una forma para no comer más de lo necesario.
  • En vacaciones solemos comer fuera. Por suerte, los restaurantes cuentan con muchas opciones diferentes para que puedas escoger lo que más te interese. Desde FitDietBox te aconsejamos que siempre apuestes por ensaladas con ingredientes frescos y naturales, así como platos típicos del lugar que estés visitando, siempre y cuando no lleven salsas elaboradas con leche o nata.
  • Escoge pescados frescos y carnes magras como pollo sin piel, solomillo, conejo o similar. Intenta acompañar estos platos con arroz o verduras cocidas o a la plancha, dejando a un lado las más calóricas como las patatas fritas. Además, si vas a la costa no dejes de aprovechar tu estancia allí para consumir más pescado. Si no lo sueles hacer en tu vida normal, esta es la ocasión para disfrutar de ejemplares ricos y saludables recién pescados.
  • No te excedas con el alcohol. Es natural que quieras disfrutar de una buena comida con una copa de vino o una jarrita de cerveza, pero intenta que su consumo sea moderado. De hecho, beber vino tinto en su justa medida es recomendable al poseer polifenoles, sustancias beneficiosas para la salud de tu corazón.
  • Tómate tu tiempo para comer y cenar. Estás de vacaciones, no hay prisa, y puedes permitirte comer relajadamente, masticando adecuadamente los alimentos para favorecer la digestión y además sentirte menos hinchado. Ten en cuenta que la sensación de saciedad aparece tras llevar 20 minutos a la mesa, así que disfruta tranquilamente de tu plato principal, sin agobios, y evita las sobremesas demasiado extensas en las que puedas verte tentado a seguir comiendo.

Organizar correctamente tus hábitos de alimentación durante las vacaciones no requiere demasiado esfuerzo y, además de mejorar tu salud, no tendrás que enfrentarte a la balanza tras tu regreso.